lunes, 3 de febrero de 2014

La noche en vida






La noche en vida



soy, 
soy algo,
aun...

creo que fui hombre,
fui normal,
un día...

hoy,
no lo se,
no se que soy...

creo que soy algo,
algo que siente,
aun...

y no queda nada de ayer,
nada en mi,
solo tu...

tu que perduras dentro,
dentro de un ser nuevo y extraño,
amoroso en extremo...

tu que perduras en mi,
como el cielo sobre la tierra,
como el oro en la montaña,
como Dios en el hombre...

tu,
niña linda,
que llevas por ojos;
 lunas gemelas menguando,
mujer preciosa,
que llevas por nombre;
 la divina marca de mi destino,
tu,
Princesa que perduras en mi,
en mi corazón de fuego...

hoy,
 se abre el cofre por vez primera
y tomo mis pies
mis manos,
mi pecho
y mi cabello...

hoy,
ojos que brillan en el centro de la pintura negra,
ojos que se inundan,
ojos del diluvio purpura...

  solo me reconocerás por ellos
 por mi boca,
y por mi voz...

solo habrá eso,
lo demás sera oscuro,
negro...

pensaras que lo sabias,
que lo habías pensado antes 
y me preguntaras; ¿eres tu?
pensando en él
y no en mi,
te responderé;
"no",
"no soy el",
"soy Sun"...

quizá no te agrade,
aunque sonrías,
pero seré yo,
el de las mil cartas,
el del amor interminable,
la partícula oscura del universo,
el fragmento indivisible del amor...

el señor de la noche,
quien orienta a las estrellas con su tristeza,
quien llueve el diluvio Purpura,
la unión dramática de la luna y el sol,
la fusión y el resultado,
el estigma,
el símbolo,
el hombre muerto,
el sol vivo y ardiente cubierto de noche,
la misma noche en vida...

seré eso mismo,
eso mismo,
la noche,
la noche en vida...




The Sunblackure






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.