martes, 17 de marzo de 2015

La carta de su vida





La Carta de su vida



te amo,
no duermo,
no lloro igual,
no soy fuerte,
recuerdo lo que sentí por ti,
y te busco como antes en la madrugada,
escucho el estruendo de algo que se rompe
y no es nada...

todo esta apagado,
y yo siempre estoy despierto,
la oscuridad me oculta...

así mismo,
 yo te oculte mucho tiempo,
cometí el error de quererte ver en otra,
de recrearte en otra,
pero no fue suficiente,
Dios no te saco de mi vida,
ni a ti de la mía,
Dios no hace esas cosas...

Dios nos unió aquella tarde,
y yo te amé
 como ningún hombre lo ha hecho con ninguna mujer,
tu no pudiste quererme ni un poco,
pero el amor no vive de la recompensa,
nace,
muere
y revive de la misma magia de dios,
del momento mismo bendito en que el te hizo venir a mi...

ahora te veo tan feliz,
tan completa,
lejos de mi...

se que no piensas en mi,
que no sientes nada,
igual que antes,
pero estas bien...

y aquí,
en la honestidad de la noche,
te doy gracias Dios hermoso,
por cuidarla,
por hacerla feliz,
tu eres el único que puede creer en mi,
en mi amor,
en lo que aun siento por ella,
en lo que nunca dejare de sentir,
en lo que oculte durante meses,
gracias por hacerle sonreír todo este tiempo,
por proteger su cuerpo como lo hice yo,
ella era la luz de mi vida,
lo recuerdas?...

gracias por dejarme escuchar su voz,
aunque para ella ahora soy un extraño,
su mente y sus ojos no me recuerdan,
gracias por ello también...

escucho nuevamente el estruendo
y se de lo que se trata,
gracias Dios hermoso,
por que la escuche contenta,
y con ganas de platicarme todo,
por que ha vuelto a soñar,
por que ha dejado el pasado atrás,
por que desapareció mi sol de su vida...

y yo soy quien seguiré evitando verla,
por que se que así esta bien,
gracias Dios hermoso,
por dejarme vivir esta oscuridad solo,
por llevártela de mi,
aun que sabes que la extraño,
aunque sabes que debajo de las cobijas lloro por ella,
que oculto mi amor por ella mas que nunca,
hasta de ti...

aunque se que lloras por mi,
por que tu intención era vernos juntos,
te doy gracias,
gracias por no dejarla verme mas así...
Dios;
ahoga tus lágrimas por mi,
como yo las mías por ella,
todo fue un gran misterio
que muere  y se pierde en mi mente,
lloro tan feliz,
y tan agradecido,
que esta noche es distinta...

y si por error ella viene a mi,
la dejare que me trate como a un extraño,
que me bese y me mire
como a un extraño,
que no recuerde quien soy,
que olvide todas esas noches
y todas esas cartas preciosas de amor,
los días de aquel año,
cuando fuimos como niños,
cuando yo le acercaba con ternura
todo lo que le hacia sonreír,
desde un pequeño dulce,
hasta una rosa hermosa,
desde una estrella brillante,
hasta el universo entero...

Dios hermoso
haz que olvide por siempre la ruta a mi casa,
obstruye mis ganas de ir a la suya,
tu puedes todo,
deja de llorar por mi,
y ayúdame a dejarle ser feliz,
que se quede todo en un secreto,
que me pierda mas en el tiempo,
como antes de conocerla...

y por ultimo,
déjame solo,
no dejes nada aquí,
llévale todo a ella,
el cielo azul,
la noche estrellada,
y todos los colores que tengas,
llénala de fotos hermosas,
de paseos lindos,
de vestidos,
zapatos y pulseras,
de viajes,
de experiencias por todo el mundo,
que conduzca un auto deportivo,
que pruebe toda comida deliciosa,
que monte a caballo,
que juegue fútbol,
déjala que despierte tarde,
ella adora todo eso,
rodeala de gente buena,
escribe con tus manos benditas,
la carta de su vida...

no dejes nada aquí,
llévale rosas,
hazlas llegar por sorpresa,
eso le gusta a ella,
dale chocolates,
un anillo lindo
y unos aretes de plata,
obsequiale un poeta,
y escribele una carta anónima,
una de puntos suspensivos,
y cuando se ponga melancólica
no la dejes recordarme,
haz con estas lágrimas una lluvia
una hermosa lluvia de marzo,
una que caiga en Febrero,
un 14 de febrero...

dos días después,
dale chocolates...

no dejes nada conmigo,
solo mi mente,
mi corazón
y mis manos,
para seguirla recordando con mi mente
para seguirla sintiendo con mi corazón,
y para escribirle por siempre con mis manos...

déjame en silencio,
sin luz,
sin tiempo....

pero con el hermoso recuerdo de mi Princesa,
el hermoso y triste recuerdo de aquel año,
en que tu bendita decisión la trajo a mi...

gracias por dejarme conocerla en persona,
fueron muchos años sin ella,
mucho la busque,
hasta que estuvo frente a mi...

por eso esta noche lloro feliz,
de verla feliz,
por que ahora que mi tiempo esta marcado,
se que siempre estarás con ella
y le darás mas que yo,
gracias Dios hermoso,
bendito seas,
bendito tu sol,
bendita tu luna,
bendito mi eclipse,
bendita ella,
bendita nena,
mi amor,
mi chinita hermosa,
mi Princesa,
perdóname por no ser lo que esperabas...

escucho el estruendo
y se de lo que se trata,
ya es hora,
te amo,
adiós...



The Sunblackure...





















No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.