martes, 3 de septiembre de 2013

El Futuro







El Futuro


hoy puede ver el futuro,
pude ver lo que pasará,
sin remedio,
lo que sucederá...

te pude ver muy feliz,
entregada,
normal,
ordinaria...

hoy me hiciste ver el futuro,
una imagen tras otra,
así,
sorpresivamente...

pero te pude ver muy feliz,
muy entregada a tu realidad,
sin pensar en nada,
nada de lo que sucederá...

y regrese al presente muy triste,
por que vi el beso
y todos esos momentos,
donde nunca estaré...

ayer fue la cuarta llamada,
nunca pensé que seria la última,
el futuro es frió
y viene hacia nosotros...

mi gran consuelo es verte feliz
y para que terminen tus preocupaciones por mi,
mi dualidad desaparecerá,
yo moriré esta noche...

yo,
 el sol negro,
aquel que nació en el corazón de un hombre ordinario,
quien vivió a la par de el,
el Señor de la noche,
enamorado eterno de la Princesa,
he decidido morir,
esta noche,
por que he visto el futuro
y  he visto a la Princesa,
y he visto como...
lo he visto todo...

solo quedará ese hombre,
simple y común,
que nada siente,
vació....

deje pasar un par de horas
y tome el camino al lugar donde siempre nos vemos,
no podía contener mi llanto 
y el cielo hacia lo mismo,
pero debí reponerme,
tu no debes verme así...

pasaron otras dos horas junto a ti
y al tomar el camino de regreso,
mis ojos volvieron a ceder,
debí reponerme,
nadie debe verme así...

hoy las manos del amor
dejaran de enamorarte,
el pasado disfrazado de futuro
ha terminado conmigo...

llegue a casa,
cerré mis ojos y me quedé  dormido,
cerré los ojos y vi el futuro mas lejano,
vi a miles de personas reunidas,
todas vestidas de blanco,
con flores blancas en sus manos,
yo en el centro de la multitud,
dentro de mi féretro negro,
con el grabado del sol negro en la parte superior,
el símbolo del eclipse,
y la multitud en silencio...

tu esposo,
tus hijos
y tus nietos,
aceptaron en dejarte venir a verme,
entonces tu llegas por la entrada sur
y pude calcular tu edad entrada en los ochenta,
venias rodeada por personas que me quieren,
mientras la multitud abría un surco a tu paso,
a la vez que comenzaban a entonar la canción de la Princesa,
esa que te escribí hoy;

cuando vienes a mi Princesa,
me haces un ser tan lindo...
cuando vienes a mi Princesa,
me haces un ser tan tierno...

cuando vienes a mí Princesa,
me haces sentir como un trueno,
cuando vienes a mi Princesa,
me haces sentir como un sol...

por mucho que no estés aquí,
yo siempre te amaré,
por mucho que te quedes aquí,
yo siempre te amaré,
por cualquier cosa que suceda,
yo siempre te amaré...

yo siempre te amaré...

cuando regreses a mi Princesa,
me harás sentir vivo otra vez,
cuando regreses a mi Princesa,
me harás sentir hombre otra vez...

por mucho que yo no esté aquí,
yo siempre te amaré,
por mucho que me quede aquí,
yo siempre te amaré,
por cualquier cosa que me suceda,
yo siempre te amaré...

yo siempre te amaré...

entonces llegas,
 hasta donde mi féretro brilla en toda su oscuridad,
y te abrazas de el,
y finalmente rompes en llanto,
el que siempre reprimiste,
el que deja el lugar en silencio,
y mujeres y hombres lloran,
por ver los ojos de la Princesa inundados,
 por un mar de tristeza,
nunca habían sabido de ti,
ni tu nombre,
ni tu imagen,
ahora solo ven a una tierna mujer cansada,
abrazando mi final,
y saben que eres tu,
que siempre has sido tu...

y buscas por donde se abre la caja,
 personas amables te ayudan,
deseas tocar mi rostro,
por primera y ultima vez,
y deseas verme como en aquel verano,
cuando sonreíamos hasta largas horas de la noche...

pero ahora solo tomas mis manos frías,
retiras los guantes negros,
y miras mis ojos cerrados através de mi antifaz negro,
tus ojos recorren cada centímetro de mi rostro,
hasta que besas mis labios muertos...

el llanto de las mujeres es ensordecedor,
el viento no sabe que hacer,
cada una de ellas sabe bien de mi,
pues me siguieron en tu búsqueda,
leyeron cada letra de mi locura,
el rastro de la Princesa,
y ahora te ven ahí,
fundida en mi,
amándome un instante
como yo te amé toda una vida...

en pasado, presente y futuro...

ella era el secreto,
yo era el misterio,
la luna y el sol,
el mas grande amor,
el de las noches hermosas,
el de las estrellas brillantes,
el que sorprendía a dios,
el de la cuenta regresiva,
10,
9,
8,
7,
6,
5,
4,
3,
2,
1...



The Sunblackure...





















No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.