jueves, 26 de enero de 2017

El hombre






El hombre



Tal vez fuiste una razón desde principio a fin,
tal vez fuiste los labios
o la flor sobre el jardin...

Quizá el sabor de una sonrisa,
el paño con tus labios,
o la seda tan rojiza,
 llena de carmin...

Tal vez fuiste la almohada cariñosa y silenciosa,
que besaba entre sueños hasta dormir...

Quizá el sol que despertaba mis ojos sobre la cama,
calentándome poco a poco hasta hacerme sonreír...

Fuiste el más suave golpe de fuego,
que entraba en el más profundo lugar de mis secretos,
fuiste la cosa más hermosa liberada de mi vida...

Todo lo que hago es describir lo que me diste sin saber,
todo lo que una mujer da sin pensar
y más allá de todo lo que no puedes saber,
no imagines tantas cosas de este cariño que siempre te doy,
sólo dame más aún sin saber...

Tu eres mi dulce sueño,
mi libro perfecto,
mi mujer dormida predilecta,
el espejo cristalino donde veo un hombre bueno que no tiene la mirada fija,
por que tu eres el dulce amor que alimenta mis fantasias,
la pasión más divertida,
más oscura,
 liberada
y prohibida...

Soy el hombre que sabe amar,
que sabe dar sin pedir nada para vivir,
que solo quiere hacer de ese amor,
lo que respira,
transpira,
no olvida,
mi vida...

Soy el hombre que sabe amar,
que sabe dar sin pedir nada para morir,
que solo quiere hacer de ese amor,
lo que muere,
y no vuelve,
no olvida,
sin vida...

El hombre que enamoraste sin saber,
que amaste sin querer,
que se apasiona por volverte a ver,
que ya dió su vida,
en la justa medida,
en el tiempo perfecto,
por una mujer,
mujer,
dormida,
 predilecta...




The Sunblackure...





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.