viernes, 6 de diciembre de 2013

Jueves de Diamantes







Jueves de Diamantes



jueves,
día vació,
por la mañana,
 una angustia inexplicable...

recorro parte de la ciudad,
 ya solo,
creo que soy un hombre,
algo que aun vive,
 no se como...

jueves, 
me detengo un poco,
y miro mis manos,
ya tan inútiles...

y los niños vienen a mi,
sonriendo,
gritando,
como si nada pasará...

mi pequeña consentida,
llena de lágrimas en sus ojos,
me abraza,
y no puede decirme mas...

si,
es un jueves,
de tantos en este año,
uno tan difícil....

se avecina la noche
y algo falta,
algo no esta,
y miro mis manos...

tan inútiles...

creo que soy un hombre,
algo que aun vive,
no se por que,
sin razón...

conozco las lágrimas de mi pequeña,
como las risas de los niños,
como este jueves,
como esta noche...

y me detengo un segundo
 frente a la entrada de mi habitación,
y miro el camino,
miro como estaré cuando entre...

veo el sol en la pared,
mi cama vacía,
los lapices y las hojas,
miro mi sombra...

y el segundo dura mas,
por que mis ojos pueden ver mas,
un hombre encorvado,
escribiendo...

y cuando reacciono,
solo apago la luz
y el sigue ahí,
con ojos brillantes...

una mano que no deja de escribir,
un ojos que no deja de inundar el papel,
una luna que aun asoma su luz,
un sol apagado...

y retrocedo,
pues el pasado duele
pero lo conozco,
ese futuro,
con ese hombre sin vida,
me da miedo...

retrocedo,
 hasta sentir el frió del muro en mi espalda,
y despierto,
sabiendo que no podré ir hacia atrás,
que debo sentarme junto a el,
y ser el...

por que ya no hay nada,
por que no tengo un par de manos que tocar,
por que no veré mas el reflejo de mi luz en tus ojos lindos,
y no hay voz dulce que escuchar...

debo entrar,
sentarme,
aceptar para lo que fui hecho,
y no salir mas...

quizá ahí sentado, 
ocupe un lugar cierto en la nada,
como una pieza que complementa la noche,
que cubre el ultimo orificio hacia el cielo azul...

y entro,
el frió helado en mis hombros,
y escucho a los niños llorar,
y mi pequeña consentida murmurando dulcemente;
te extrañaremos...

y me siento,
encorvado,
tomando el lápiz,
comenzando sobre el papel....

así;
oh!
aquí estoy de nuevo,
de nuevo y por siempre,
pues soy del papel,
 como la luna de la noche,
como mi amor es de ella...

oh!
de nuevo moviendo estrellas,
inundando ojos,
eclipsando al sol...

y justo en la primera frase,
el silencio total,
la noche espesa,
así;

el viento negro brumoso,
que cubre las estrellas de este jueves,
hace azul violeta el color de la oscuridad,
y estalla frente a mi,
una y otra vez,
como mar furioso,
desaparecen las ganas de dormir,
de ser normal,
desparece el mundo como lo conozco,
la luz del día,
el tiempo...

ya no hay horas,
no hay comienzo,
no hay fin...

la negra noche de un jueves,
que no reconozco en el calendario,
que podría ser cualquiera de esos días del año,
por que en todos ellos te sentí...

y veo personas frente a la puerta,
con manos salvadoras,
que intentan ponerme de pie,
pero ya es tarde
y el no saldrá mas de aquí...

mi cabeza cae fuerte golpeando la mesa,
y comienzo a llorar todo lo que llevo dentro,
y mis manos se mojan,
se ahogan,
recuperan algunas lágrimas
y las levanto como una oración,
parecen diamantes en la oscuridad,
y comienzan a brillar,
se elevan dejando mis manos vacías
y brillan mas...

y mi cabeza vuelve a golpear la mesa
mientras ellas salen volando por la ventana
y viajan hasta la constelación mas hermosa de Diciembre,
en esta noche hermosa de diamantes,
cuando un hombre transforma su amor el lágrimas,
y ellas brillan,
brillan...

si,
todos los jueves
 lleno al universo de estrellas nuevas,
me vasta ser lo que soy,
y amarte como nadie lo puede hacer,
para devolverle a dios luces hermosas...

el sabrá que hacer con ellas,
así como supo que hacer con mi vida...

me hizo esto,
lo que pudiste ver y no entender,
sentir y no amar,
así que le devuelvo todo,
en diamantes de amor...

cada herida,
sanada con mi nombre,
The Sunblackure;
"la cura del sol negro"...

cada lágrima
un diamante...

cada jueves,
una noche...

cada mujer,
una Princesa...

¿que puedo hacer si no haré nada?
¿cual es el mensaje de dios con mi vida?
no lo sé,
no se nada...

seguro el sonríe cuando me ve crear diamantes,
seguro ella sonríe cuando sabe que son por ella,
pero creo que yo,
 solo soy un hombre,
uno sencillo,
de manos inútiles,
de sueños rotos...

ojalá no fuera humano,
ojala fuera un libro,
así tendría un final,
el que fuera,
seria un final...

que triste es ver como ella destruye todo,
todo lo que un día dijo que era lindo,
es como ser estrangulado por manos tiernas,
hermosas...

ella es así,
 como una lluvia poderosa
que inunda y destruye todo
a lo que antes le dio vida...

la muerte debe ser horrible,
¿como no extrañar el mar?,
¿el sol?,
¿la luna?,
tus ojos mirándome
tu voz hablándome...

ahora agoto esta ciudad,
cada calle,
cada esquina,
todo es tan real,
la gente,
las fechas...

todo se consuma a diario,
todo comienza y termina,
menos yo...

creo que he vivido demasiado,
o he sentido demasiado en una sola vida,
en un solo cuerpo,
con un solo destino...

¿como volver a crear a la Princesa?
si no tengo mas fuerzas...

¿como borrar un pasado tan cercano?
uno que no desea irse y morir de una buena vez...

¿como quitarme la vida?
 sin lastimar a otros...

¿como hacer que dios rectifique?
yo solo quiero una vida sencilla...

pero no,
las estrellas fueron ubicadas de manea estricta,
perfecta,
como el tiempo,
así mismo cada humano fue sujeto a un destino,
único...

yo solo fui el error,
la falla,
la prueba...

por que todo mundo entenderá,
menos quien amo...

solo ella me ha visto
sin entender...

me ha sentido sin sentir...

y la bruma espesa choca contra mi frente
y me despierta escribiendo,
con manos dolidas,
en angustia total...

es un jueves triste,
por que ha muerto la parte que mas amaba de este mundo,
el trozo de dios que me pertenecía,
por amor,
solo por amor...

nena,
 si,
mi dulce nena,
la que una noche apareció jugando
y me hizo sonreír,
como nunca nadie lo hizo antes...

mi nena pequeña,
que sabia todos mis secretos,
mi dulce encanto,
mi mujer favorita,
mi escape incierto,
mi Princesa perdida...

la que logro los jueves en mi,
en mis ojos,
los tristes y hermosos jueves,
de lágrimas,
estrellas
y diamantes...




R......















No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.