domingo, 4 de agosto de 2013

The Bunker





The Bunker


el lugar perfecto,
dónde puedo esperar la hora,
mi hora...

la silla y la cama,
en penumbra,
cuando todos duermen...

desvelo de amor,
y una canción llena de lamentos,
letras que bajan del cielo oscurecido...

el lugar perfecto...

refugio,
prisión,
mientras ella baila toda la noche,
entre sonrisas y miradas seductoras...

mi cara perdida en la noche,
con ojos de luz estelar,
mágica,
bajando el amor del espacio...

el Bunker,
lugar perfecto,
donde cada una de mis fuerzas por ti,
alcanzan el nivel de amor sobrenatural...

habitación colmada de noche,
frente al muro de los lamentos,
y mi hermosa música,
que libera todos mis sentimientos...

mi transformación,
esa que sucede a las 10:00pm,
y que perdura hasta mi hora,
mi hermosa hora,
 las 3:00am eternal,
cuando comienzan a bajar las estrellas,
cuando vives en mis manos...

cuando el ser mágico y oscuro que llevo dentro de mi,
se presenta en nombre del amor,
el amor que siento por ti...

el que me derriba,
el que me hace superior,
el que me hace verte bailar feliz,
despreocupada...

y giras y giras...

y vuelas en esta habitación,
mientras escribo toda tu hermosura,
en el lugar perfecto,
el Bunker...

y giras y giras...

en esta mente,
en este ser nocturno,
de manos negras,
de llanto negro,
de piel negra,
de letras oscuras...

te extraño,
mucho deseo verte,
aquí,
desde el refugio,
donde se pasan las horas,
donde nadie me ve,
donde solo los ángeles vienen a visitarme,
y se van asombrados,
hay un amor superior viviendo en mi,
algo que no sucede en ningún corazón...

y te pienso
y te escribo,
y te quiero 
y te amo...

y me desespero,
y te veo bailar,
y girar y girar,
todo desde aquí,
desde el refugio,
la prisión,
el Bunker...




R......



















4 comentarios:

  1. Muy bello! Att @tu_bbita

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. te busco en twitter pero me dice que no existes...

      Eliminar
  2. Amigo poeta te leo en estas letras y te comparto que en otro refugio nocturno (el mío)tu noche es también mi noche y como un reflejo de un mágico e incomprensible espejo. Escribo a la mujer a el misterio a los ángeles que bailan al rededor de mi mientras pienso deliro creo con mis letras poesía hasta que me amenaza la primera luz del día que hace huir a ese ser mágico que me habita y regresa de nuevo al oscurecer. Eres el primer hombre del que sé que comparte la misma experiencia que me transforma cada noche. Hermano es un placer conocerte.

    ResponderEliminar