viernes, 19 de agosto de 2011













Carta a Elle


No se como iniciar el fin,
aunque el fin siempre se abre paso...

no se si bajar el universo otra vez
y depositarlo en tus manos suaves...

no se si escribirte una canción mas,
o regalarte una madrugada de amor...

creo que una carta será
la forma mas linda para decirte adiós,
a llegado la hora de partir,
de convertirme en la sombra que jamas te hará daño...

y agradecer que la luz de tus ojos voltearon a mi triste oscuridad
reviviendome por unas horas,
por guiar a tus manos hacia las letras
haciendo que mis ojos se mojaran de ilusión...


como ahora por que ya no te veré...

por que tu ángel llego hasta mi,
con todo el poder de su magia,
con todas tus fotografías
retratos de mi ensueño...

me aparto de ti
con tu dulce recuerdo
y tus frases inquietas
preguntas intensas...


con esos momentos de felicidad
por que todo tu ser se desbordaba solo en mi,
con esas miradas que atravesaban el ciberespacio 

buscando mis ojos...


y el fin siempre es...


gracias por extrañarme solo una noche,
gracias por extraviarme solo una madrugada,
gracias por tus imágenes
y gracias por haber existido en mi mundo violeta...


no me dejaste volar hacia ti, 
lo detuviste todo a tiempo,
como si hoy no amaneciera,
como si hoy enmudeciera...


perdidos en el agujero de la sinceridad...


y levante mi antifaz
para que vieras mi carne y mis huesos,
y me despoje del disfraz
para que sintieras mis cartas y mis besos...


pero el fin siempre es...


ahora me voy iniciando el fin,
con tu dulce dolor
por no haberte podido rescatar,
con las manos vacías,
estragos del  tiempo,
manchas en la pared,
y manchas en el cielo
cuando los dos soñábamos en un lugar feliz
donde tu pasado y el mio se disolvían entre el viento,
donde tu presente y el mio se desvanecían entre los besos de tu boca...


viviendo dentro de tus fotografías
entrando por la cuenca de tus ojos,
entre la cristalina agua que brota por esa realidad lejana
que fue solo un segundo de nuestra actual historia...


me despido como la noche,
entre nubes invisibles,
sonidos melancólicos
destellos en el cielo
a la luz de los astros enamorados,
que siempre te recordaran
a este demencial ser de la oscuridad
que rebasa las horas con su escribir
acortando su respiración...


te dejo con los niños
que aullan todas mis cartas,
te dejo con mis letras
que invocan a la luna,
te dejo con mi sol
que la besa con ternura,
te dejo con mi vida
que late con este  corazón cansado,
te dejo en la esperanza
de que algún día
de noche lluviosa,
te asomes a tu ventana
justo cuando llores por lo que sea
 me busques entre las estrellas...


te dejo así
inspirado por que regreses a tu cama
y y enciendas tu caja de luz
para ver que sigo ahí
sin vida y escribiendo...


por el impulso que me dio tu amor
aun sin vida,
por tu amor...


Bye!...


R......























































































No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.