miércoles, 10 de agosto de 2011








Luna Llena


jamas hubieses hablado de mi,
en la forma que lo haces ahora,
jamas hubieses tirado de mi,
en la forma que hiciste ayer...

jamas me hubieses mirado de la forma que haces hoy,
es como nublar el día,
jamas me hubieses silenciado como lo haces ahora,
es como asesinar la inocencia...

todo se ha ido,
todo se ha ido,
todo se ha ido....

se acerca a mi el alma del cielo
y pregunta con paciencia;
¿donde perdiste a tu amor?
y mis ojos llenos de lágrimas,
no saben contestar mas...

y dios envía su lluvia
para despedir mi vida,
mi corazón se oprime dentro de mi
eres invisible para mi...

anhelo la desintegración,
la gracia de volar,
y desaparecer 
por siempre...

alguien conocido se asoma a mi ventana
y también llora por mi,
deposita sus flores,
se aleja en la penumbra...

y yo perdido en el abismo de la sinceridad,
recordando tu traición,
la herida mortal sobre mi corazón,
el dolor inminente de mi amor...

jamás hubieses llorado por mi,
de la forma que lo haces hoy,
jamas me hubieses besado 
de la forma como lo haces hoy...

jamas me hubieses mirado de la forma que haces hoy,
jamas me hubieses silenciado como lo haces ahora,
es como nublar el día,
es como asesinar la inocencia...

y me desintegro ante tu presencia,
y mi polvo gira entre el viento
apesar de tus lágrimas sinceras,
a pesar de que todo se ha ido...

ahora corro en torrentes sanguíneos de tristeza,
y los seres oscuros de la noche
me observan extasiados
del amor verdadero...

he manchado el mundo de mi color,
el inframundo esta a mis pies,
y los ángeles corean la bienvenida,
uno de ellos pregunta; ¿y tu amor?...

me acompaña,
no se ha ido aun,
yace en mi...

y aquel recuerdo que me provoca el ángel,
me arrodilla,
e inundo el suelo de fuego,
y mi cuerpo se enciende
al recordar tu carita hermosa,
tu cabello rebelde 
y esas manos de niña
tan suaves y rosadas,
que mi grito entre el llanto
destruye la bóveda del cielo,
y los millones de cristales caen a la tierra,
tu estas ahí,
deseosa de los cambios nocturnos,
ahora sabes de mi amor por ti,
y te acercas al oído del ángel preguntando;
y mi amor?...

en la tierra y en el cielo,
de naturaleza infinita,
con el corazón inundado de estrellas,
de mirada triste,
justo como la primera vez que te vio,
en aquella década
en que se enamoro perdidamente por ti
y dios sello su amor
con las lluvias que mojan tu cabello,
y le obsequio
las manos del amor...

las que te describen a la perfección
cada noche de luna llena...

R......














No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.