miércoles, 31 de agosto de 2011




El ultimo día en que te vi


recuerdo el ultimo día en que te vi,
me coloque a distancia,
hasta ver como cruzabas la puerta
y fotografiar en mi mente tu ultima silueta...

trataba que no sucediera,
y rogando noche a noche, no se cumpliera tu adiós,
nunca pensé que un lugar de felicidad
seria una cripta ese día...

nunca, nunca, nunca, pensé,
que pasaría el tiempo
como si fuesen cientos de años,
como si regresarías...

desde la mañana sabíamos,
 que seria el ultimo día,
un sol intenso
que yo no percibía...

yo frente a nuestro lugar
y tu cruzando la puerta,
mis ojos no te perdían,
los tuyos me buscaban... 

nunca, nunca, nunca pensé,
nunca me dejes,
no destruyas este corazón ,
déjalo intacto...

trate hacer de todo,
trate de enternecer tu corazón,
trate de hacer que me sintieras,
trate de apagar el medio día...

pero fue el ultimo día en que te vi,
y no abordaste rápido el autobús,
hasta que me encontraste,
en la calle de enfrente...

nadie supo de nuestro amor,
sin besos,
sin recuerdos,
ni detalles...

sin ultima palabra,
sin ultima carta,
sin un abrazo,
solo con una mirada...

subiste al autobús,
sin perderme de vista,
colocaste tu mano en el cristal,
y yo deseando levantar una mano...

sin moverme,
disfrute de ti,
de tu ultima imagen,
de tu ultima mirada...

tu pecado, 
no existía mas,
te ibas de mi,
hasta siempre...

y me regalaste lo que siempre adore de ti,
esa mirada desde lo profundo de tu corazón,
que gritaba ven por mi,
olvida el pasado...

el ultimo día que te tuve cerca,
cuando aun conservaba mi humanidad,
sin mascara,
sin disfraz...

se retardo tu salida,
y nos fusionamos en esa visión nuestra,
sabias que seria difícil,
encontrarnos nuevamente...

y nunca vi,
que mi ser cambiaría desde ese día,
por que fueron tres años
cuando me enamore de ti...

y parecen cien mil años de amor,
y parece que no sucedió,
que sigues aquí,
que nunca subiste al autobús...

cien mil años sin ti,
susurrando todas las noches,
entre en frió de mi cama
debí ir por ti...

entonces tu salida comenzó,
sin dejar de ver como te alejabas,
supe que la soledad tenia nombre,
y yo era parte de ella...

cayó sobre mi,
el poder infinito del amor,
y esa noche mis manos temblaban deseosas
por desaparecer el blanco del papel...

fue el ultimo día en que te vi,
muchos años han muerto ya,
muchas noches me han visitado ya,
parecen cien mil años sin ti...

y lloro por ti, 
como la primer noche,
convertido desde el primer instante en que te perdí
en este sol negro implacable...

que se auto asesina,
con millones de cartas asesinas
y estas manos suicidas,
las manos del amor...

nunca, nunca, nunca,
nunca, nunca, nunca
te olvide...

nunca,nunca,nunca,
nunca, nunca, nunca,
te volví a ver...

millones de rostros me persiguen,
millones de rostros he visto,
millones de amores falsos sentí,
nunca nada como tu...

la mujer de mi realidad humana,
que se convirtió en un sueño,
que vive furiosamente dentro de mi,



por que,
por que, 
por que,
te fuiste de mi...

por que,
por que,
por que,
me dejaste aquí...

si yo te amaba tanto,
y tu querías que te amara,
el viento lo sabia,
el mar se lo dijo
el sol se lo platico a la luna
y ella se lo dice al mundo todas las noches...

yo te escribo hoy,
desde aquí,
en mi basta soledad,
en el bunker,
con mi corazón cansado,
pero latiendo,
al mismo ritmo de ese día,
cuando te vi,
avanzando en la distancia,
que no he podido reducir,
ni con lágrimas,
ni con cartas,
ni con este recuerdo,
que me consume hasta la muerte,
que deseo tanto,
que deseo tanto...

el cielo me partirá,
las lluvias me ahogaran,
pero yo jamás dejare de sentirte,
como lo mas hermoso de mi vida,
el recuerdo lindo de que un día fui humano,
y estuve cerca de ti,
tan cerca como hoy te siento,
en el profundo y verde mar de mi amor...

Amor que solo yo puedo sentir,
y que floreció,
el ultimo día en que te vi...

R......









































No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.