martes, 23 de agosto de 2011











El Fantasma de la Galería



Ella es simple
y toca las pinturas con su palma de las manos,
atraviesa la galería con ese denso caminar
disimulando su mirada desde el fondo de la sala
acaparando todas las miradas 
menos la mía...

llega y pregunta mi nombre
mientras no deja de mirar las pinturas
la lluvia la mantiene prisionera en la galería
sus ojos inquietos no deciden si se quedará
acaparando todas las miradas
menos la mía...

intrigada por mi desdén
se desplaza hasta mi 
como humo sobre el piso
disimulando esa mirada asesina
¿tu eres el autor?  ella pregunta,
y yo sonrió...

¿sabias que nada de lo que haces me gusta? ella dice,
¿y por eso me tocas con tus manos? le respondo,
yo no soy quien tu piensas,
la lluvia ha cesado,
puedes huir de la galería
y ella sonrió...

Ella era simple
y me tocaba con la palma de sus manos
disimulaba su mirada asesina
y pregunto mi nombre
para después quitarme la vida
y dios sonrió...

La mujer de la Galería
que atrapada en la sala por la lluvia
se inquieto por mi desdén
asesinándome de amor toda esa noche
preguntando mi nombre entre nuestro sudor
y el fantasma sonrió...

era el hombre que ella asesino tiempo atrás,
 que la perseguía todas las noches
y le hizo el amor en complicidad con la lluvia
que la mantuvo prisionera en la galería,
dándole mi nombre al amanecer
y el sol sonrió...

R......






























































No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.